Entrando por la puerta trasera a lo bestia.

Esta joven se las gastaba de profesional, de que se había acostado con muchos hombres en toda su vida y de que sabía muchas cosas relacionadas con el sexo. Un día unos hombres al escuchar todas sus historias, le propusieron acostarse con uno de sus amigos y que les demostrase si de verdad sabía tantas cosas. La chica, aceptó encantada, ya que supuesta mente no sería nada del otro mundo. Cuando le presentaron al hombre con el que tenía que acostarse, la chica puso cara de susto, porque nunca se había acostado con un hombre negro. Cuando el hombre se sacó la polla y la chica vio el tamaño que tenía no sabía como actuar, por lo cuál, para darle una lección, el hombre hizo con ella todo lo que quiso para así quitarle todos los pájaros que tenía en la cabeza.