Masajes que todo hombre desea

Una tarde cualquiera, esta pareja no saben como pasar el tiempo, por más que piensan no saben lo que hacer para no aburrirse. La chica, mirando fijamente el cuerpo de su chico, deseosa, le propone hacerle un pequeño masaje. El hombre, encantado, se tumba sobre una mesa de la habitación. La chica, lo desnuda y empieza a tocar todo su torso hasta que llega a su pene y comienza a frotarlo y a metérselo en la boca. La chica no puede aguantar más las ganas que tiene de sentir a su novio y se sube encima de él y comienza a cabalgar sobre él.