Chicas espiadas en la sauna del gimnasio

Nunca te puedes fiar de algunos trabajadores, no sabes con que te van a salir. En esta caso, un chico que trabajaba en un gimnasio pequeño, decidió colocar una cámara oculta dentro de la sauna de las mujeres. Ese día, dos chicas entraron en la sauna y se tumbaron desnudas y cómodamente. Podréis ver como las chicas, sin percatarse de la cámara, se mueven a sus anchas por la sauna, sin saber que más tarde el chico que ha colocado la cámara, verá y publicará ese vídeo en Internet.