Madre enseña a su hija a hacer un buen cunnilingus

La joven Marta, desde hace unos años, sentía atracción por las personas de su mismo sexo. Nunca había probado a tener relaciones con una chica, debido a que era muy tímida. Un día, mientras estaba tumbada en la cama de su habitación, su madre entró y le preguntó que porque tenía esa cara, que parecía que estaba un poco triste. Marta le contestó y le dijo que tenía miedo y muchas dudas. Le contó a su madre que sentía atracción por las mujeres. Su madre, sin pensárselo dos veces, le propuso experimentar con ella, para así quitarse el miedo y comprobar si realmente le gustaban las mujeres o no...