Dos es mejor que una

Victoria llevaba mucho tiempo queriendo cumplir con una fantasía sexual que tanto le llamaba la atención. Cuando se acostaba con un hombre siempre le faltaba algo más, algo que la llenase. Siempre tuvo en la cabeza la idea de acostarse con dos hombres a la vez. Un día, conoció a dos chicos en la parada del bus, le parecieron atractivos, con lo cuál, ella empezó a hablar con ellos y al rato, sin pensárselo, les propuso hacer un trió...