Orgía de jovencitas cachondas

Estaba con unos amigos de vacaciones en la playa. Una tarde conocimos a un grupo de jóvenes que parecían muy extrovertidas. Una de ellas quiso pasar la tarde con nosotros e incluso nos propuso subir a la habitación del hotel en la que se alojaban. Una vez en la habitación, aquello comenzó a ser un descontrol. Todas las chicas empezaron a quitarse la ropa y a correr por el piso. Nosotros nos unimos a la fiesta y las cogimos de un puñado y las obligamos a que nos hicieran una mamada a cada uno. Seguidamente empezaron a subirse encima nuestra y a follarnos...