Miedo a lo desconocido

María era una joven atractiva de unos 22 años. Tenía como hobby usar su web cam para que la viesen por Internet y así sacarse un dinero extra para costearse sus caprichos. Un día, un directivo de una agencia porno, estaba viendo su web cam y le llamó bastante la atención la chica. Pudo contactar con ella por correo y proponerle grabar unas escenas con un hombre mayor que ella. María aceptó la oferta, pero estaba insegura, no sabía a lo que se iba a exponer. Una vez comenzaron a grabar las escenas, a María se le notaba con un poco de miedo, ya que nunca se había acostado con un hombre tan mayor que ella. Pero a lo largo de la grabación, a María empieza a gustarle lo que hace y goza ricamente...