Sexo celestial con joven pelirroja

Lucas era un hombre opuesto y muy mujeriego. Siempre estaba en contacto con muchas jóvenes atractivas. Un día, quiso quedar con una joven pelirroja que había conocido. La llevó a su casa, la desnudó y la obligó a que le hiciese una rica mamada. Cuando ambos estaban muy cachondos, agarró a la chica y la puso de lado, colocándose él detrás de ella para poder meterle la polla. Le asignaba fuertes embestidas y ella gritaba como loca. La volvió a coger y se la puso esta vez encima, pudiendo gracias a esa postura metérsela lo más profundo posible. Cuando estaba apunto de correrse, la puso boca arriba y acabó corriéndose encima de ella.