Sexo recién levantados

Todo empezó una mañana debajo de las sábanas. Ese chochito tan rico que se marcaba perfectamente en sus bragas, comenzó a tocarlo y este se puso muy húmedo. Cuando la chica se despertó y vio lo que le estaban haciendo, se puso muy cachonda y dio un salto. Cambiaron los papeles y ella le empezó a hacer una buena mamada al chico mientras que se tocaba las tetas. Se dio media vuelta y se subió encima del chico, metiendo completamente la polla en su coño. Le agarraba los cachetes muy fuerte y ella disfrutaba como una loca...