Sexo anal con dos hermanas

Una tarde de Domingo, Ana estaba en casa con su novio. Este se estaba dando una ducha, mientras que ella la esperaba sentada en la cama. Cuando su novio terminó de ducharse, Ana le provocó abriéndose de piernas y tocándose el coño suavemente. Su novio no pudo resistirse y se agachó para tocárselo. En el momento menos esperado, entró en la habitación la hermana mayor de Ana, que asombrada le dio una pequeña charla a los dos. Ya que se les veía algo cachondos a ambos, la hermana les propuso una cosa. Sacó un pequeño juguete y se lo metió por el culo a Ana. Esto hizo que su novio quisiera meterle la polla por el culo y partirla en dos...