Mamada de infarto de Dillion Harper

Todo empezó cuando este chico le ofreció a Dillion una fresa. No tenía otro modo de comérsela que con una cara de vicio increíble y muy provocativa. Eso hizo que el chico se pusiera muy cachondo y le pidiese por favor que se la chupara. Dillion, encantada, bajó sus pantalones y le sacó la polla. Empezó a darle pequeños besos y a lubricarla bien con su saliva. También hizo eso con su huevos. Luego se metió la polla entera en la boca hasta que le dieron algunas arcadas. El chico no pudo aguantar más a increíble mamada, la tumbó y le metió la polla con muchas ganas...