Le gustan las cosas grandes y gordas

Bella había conocido a un chico en una discoteca, terminaron en la casa de él. Una vez allí, se sentó encima de él y le enseñó las tetas. El chico le rozaba los pezones con sus dedos y a la vez se los chupaba. Bella se puso de pie y se bajó las bragas, quedando totalmente desnuda frente al chico. Le quitó los pantalones y dejó al descubierto su enorme pene. Se puso de rodillas y se lo metió en la boca. Casi no le entraba en la boca, pero intentaba metérsela entera. Le susurró al chico que le gustaban las pollas bien grandes y gordas...