Despertando a su novio con una mamada

Una mañana, la joven Trini, quería salir de compras con su novio. Este estaba durmiendo, ya que habían pasado casi toda la noche follando. Trini no quería que su novio siguiese durmiendo, pero este estaba muy cansado. Se le ocurrió una idea para despertarlo. Bajo sus pantalones y le hizo una mamada. El chico empezó a espabilarse. Ya que Trini había empezado, el novio la agarró y se la puso encima. Le metió la polla llena de saliva en el coño cerrado de Trini. Ella gritaba de dolor y a la vez de placer...