Comiéndole el coño a su hija

Madre e hija eran lesbianas y estaban muy cachondas. Ambas se desnudaron y dejaron sus cuerpos al aire libre. La madre empezó comiéndole las tetas a su hija y luego al revés. La madre puso a su hija boca arriba y le empezó a comer el coño. La hija gemía de placer y no podía estarse quieta. Tumbó a su madre en el sofá y con sus dedos empezó a tocarle el coño. Al rato la hija se sentó en la cara de la madre para que esta le comiese el coño de nuevo...