Taylor Wayne está que arde

Taylor se disfrazó con un traje de bombero para impresionar a su novio. Este al verla se puso muy cachondo. Ella se quitó el traje poco a poco, dejando sus tetas al aire libre. Esas tetas eran increíblemente grandes, cualquier les quitaba la vista de encima. Su novio, se sacó la polla y Taylor se puso de rodillas y se la metió en la boca. Este optó por agarrar sus tetas y meter su polla entre ellas. Después se sentaron en el sofá y Taylor se sentó encima de él y empezaron a follar...